viernes, 27 de enero de 2012

Ilan Eshkeri - El futuro de las bandas sonoras a lomos de un inglés

Harry Gregson Williams, Philip Glass, Henry Mancini, John Williams, Danny Elfman o el todopoderoso Ennio Morricone, todos conocemos estos nombres, algunos casi llevan tanto tiempo ahí como el propio sonido en el cine, copan centenares de bandas sonoras en el pasado y muchos de los grandes estrenos, o por lo menos de los triple A. Pero, ¿hay sitio para compositores noveles en este mundo? O dicho de otro modo, si un día cayera el motor de un avión sobre la zona donde se sientan los músicos en la gala de los Oscars (sé que no existe tal zona, pero de haberla la butaca de John Williams tendría la forma de un blister), ¿tendría Hollywood un Plan B? ¿o entraría en el círculo vicioso de los remakes, encargados al repartidor de pizza local, tan de moda para los guiones? Pues parece ser que si esto pasara aún habría esperanza y con este artículo pretendemos dar a conocer una parte de ella.
Ilan Eshkeri no es precisamente un músico joven, pero el tiempo que lleva trabajando en el cine es relativamente poco para las mareantes cifras que manejan algunos compositores, y por poner el mismo ejemplo, John Williams lleva más de 60 años en activo y ha participado en casi un centenar de bandas sonoras (98 al momento de escribir esto, aunque probablemente 99 o 100 cuando haya acabado el artículo). Ahora 10 años en activo no parece tanto tiempo.
Que no os despiste su nombre, estamos hablando de un compositor ingles, que estudio en una universidad inglesa (Leeds University)  y empezó a trabajar en películas inglesas. De hecho, la primera película en que trabajó como compositor principal fue el estupendo thriller Layer Cake (2004) y le valió para ganar el premio Discovery of the Year en los World Soundtrack Awards.


Tras esto, todo empezó a ir bien para Ilan.
Una película más en el 2004, El reino del anillo, y una explosión de trabajo para el 2007, Aprendiz de caballero, la irlandesa Fuerza y Honor, Hannibal: El origen del mal, Deseo de venganza y Stardust, por la que nuevamente saltaría a la palestra llevándose los premios Best New Composer y Best Original Fantasy Score de la International Film Music Critics Association. Una fantástica banda sonora grabada con la London Metropolitan Orchestra.


Pero no podemos olvidar la musicalmente bizarra Aprendiz de caballero, en la que se mezcla música de época, rock, psicodélia y hasta algo de surf.


Nueva época de calma durante el 2008 rota unicamente por la banda sonora de Telstar y una miniserie de televisión llamada Trial & Retribution y nueva explosión con otras tres películas en el 2009, From time to time, la trepidantemente monótona Ninja Assassin a la que le dedicamos un artículo hace escasos días y La reina Victoria consiguiendo unicamente la nominación Best Original Film Score de los Ivor Novello Awards por esta última.


Sin más premios en su carrera Ilan siguió componiendo sin descanso a buen ritmo. Dos películas en el 2010, Centurión y Kick-Ass y tres más en el 2011, Coriolanus, Blitz y Johnny English Returns y si en algo destacan todas ellas es por las bandas sonoras del señor Eshkeri, exceptuando Kick-Ass, que no es una mala adaptación del cómic.


Actualmente poco se sabe de sus próximos proyectos, pero si miramos atrás podemos asegurar que el cine ha marcado a este compositor como su propiedad y quién sabe si algún día llegara a la exorbitante cifra de John Williams o Ennio Morricone.
Desde elproyectordeconciencias hemos clavado nuestros miopes ojos en él y le auguramos una carrera llena de éxitos y descargas en mp3 de sus OST.

3 comentarios:

Mochilo dijo...

Pecado que se te olvidase nombrar al genio compositor de Gladiator, Hans Zimmer...

38pajaros dijo...

Tienes razón, Hans Zimmer es un fenómeno, pero tanto como un pecado... Es una lista de ejemplo, si fuera por calidad por encima de Hans Zimmer iría Evangelos Odysseas Papathanassiou (al que por motivos evidentes prefiere que le llamen Vangelis)

Mochilo dijo...

No sabía quién era ``Vangelis´´ pero leyendo un poco sobre en la red, no me quitas la razón. En general es mejor compositor y una referencia, llegando a influir en Hans Zimmer, pero no tiene tanta presencia en el cine, pocas incursiones en el mundo cinematográfico pero exitosas eso sí. Aunque claro, lo que para mi es lo mejor para otro puede ser normal y vicerversa ;)