viernes, 5 de octubre de 2012

Attack The Block (2011) - Joe Cornish

El barrio contra el espacio exterior


Attack the Block es una de las películas más frescas del 2011. Así de claro, y es que parece que actualmente el mejor cine comercial viene de Inglaterra, o desde luego se hace mucho mejor cine que el que viene de la cuna del cine comercial, Estados Unidos. Se ve que cuando consiguieron la independencia allá por el siglo dieciocho se quedaron con todas las plantaciones de tabaco, algodón y azúcar, pero no con la originalidad y el sentido del humor británico.

Cojamos los últimos diez años del cine de ambos países y comparemos. ¿Racismo? This is England se come a la sobrevalorada American History X ¿Acción? Arma Fatal gasta más mala leche que La Jungla 4.0, ¿Superheroes? Kick-Ass le da sopas con honda a Los Vengadores, ¿Zombis? El dúo 28 días después y Zombies Party podrían acabar con cualquier película de zombis hechas en la última década en Norteamérica, ¿invasiones alienígenas? ¿Con quién podríamos enfrentar Attack the Block? ¿Super-8? Bitch, please.

Y es que si Joe Cornish ha conseguido crear una de las mejores películas del género ha sido precisamente por romper con los estereotipos que lo rodean, deshacerse de todo lo artificial hasta quedarse con una simple trama y la personalidad de unos personajes metidos en medio de la acción.

Pero primero, y como hacemos a veces, vamos a empezar con la música, para que esta forme parte de la lectura y porque en este caso tenemos una banda sonora tan buena como original.


Basement Jaxx (en conjunto con Steven Price para el resto del score) se une a la cada vez más larga lista de grupos de electrónica que se pasan a las bandas sonoras, como últimamente han hecho Daft Punk con Tron: Legacy o The Chemical Brothers con Hanna. Creando un ambiente movido y oscuro, un resultado de lo más variopinto pero treméndamente satisfactorio que da como resultado prácticamente un nuevo álbum del dúo británico que se puede escuchar con total independencia de la película.

Si hay algo que agradecer a esta película, es precisamente que Basement Jaxx sean casi los únicos conocidos del equipo. Joe Cornish es un director primerizo, aunque ya acostumbrado al medio por otros trabajos: humorista, locutor de radio, guionista y hasta director de algunos productos para dvd y televisión, como documentales o capítulos de la genial serie Little Britain, siendo Attack the block su primera incursión en el mundo de la dirección para cine comercial. Pero no es el único nuevo en esto de la gran pantalla, y como gran acierto se rodea en este trabajo de actores noveles, a destacar John Boyega, que con un fantástico golpe de personalidad y rodeado del resto de la pandilla, nos lleva directos a los suburbios de Londres, algo que habitualmente no se muestra en las películas que salen de Inglaterra. La excepción del casting es Nick Frost, un habitual en las películas inglesas con tintes de humor, en un cameo sin mucha importancia pero volviéndose una sorpresa siempre agradable.

Con este particular reparto nos introducimos en un Londres oscuro, barriobajero, del que estamos más acostumbrados a ver en películas que suceden en el Bronx neoyorquino, que recoge en gran manera el espíritu del cine de los 80, como las películas de pandillas o hasta el clásico "nosotros contra el barrio" como pueden ser The Warriors, o hasta una versión con extraterrestres y tacos de The Goonies, solo que esta vez el enemigo viene del espacio. Otro de los múltiples aciertos en la producción es el diseño de los alienígenas y el trato que se les da, haciendo de una producción de pocos recursos algo terriblemente elegante: juegos de sombras, ruidos y movimientos de cámara convierten su presencia en algo amenazante de verdad, en algo que realmente tensa. No hay exhibición del dinero en forma de elaborados modelos en 3D ni caros modelos animatrónicos, en su momento de mayor muestra solo son sombras peludas con dientes. Pero sombras con dientes en el barrio (the block) equivocado. La mala leche se sucede durante el tira y afloja de entre la pandilla y los alienígenas, los cazadores pasan a ser presas y no se pierde la sorpresa ni el punto de humor.

Si al principio del post hablamos de ella como una de las mejores películas del 2011 no es gratuito, y es que Attack the block convierte elementos que sobre el papel hasta pueden parecer trillados en un homenaje y casi parodia con una dinámica sin frenos.
Así que, chúpate esa Hollywood. La madre patria también os gana con la ciencia ficción.

4 comentarios:

Ivan Diaz dijo...

Me gustó esta película pero tampoco escesivamente. La verdad es que no sería capaz de decir por qué, y relamente creo que es una buena película, pero con el paso de los minutos me pareció que iba perfiendo fuelle y se me hizo algo pesada sin ser una peli para nada larga en duración.

Un saludo Antonio!

Ivan Diaz dijo...

Por otra parte, muy de acuerdo con lo que dices del cine británico en comparación con el norteamericano.

Jesús dijo...

En la comparación entre USA y UK la diferencia es aún más sangrante si lo llevamos al apartado del cine de temática social, allí ya la goleada que le meten los british a los yankees es de aúpa.

38pajaros dijo...

La verdad es que la disfrute muchísimo y al ser tan corta tampoco tuvo tiempo de hacerse pesada, pero si que tiene un vacío en medio de la película.