sábado, 30 de junio de 2012

El planeta libre (1996) - Coline Serreau

Simplemente, hay que verla.
Uno de los carteles de esta curiosa, original y rebelde película
La principal virtud de El Planeta Libre (La belle verte, en la versión original francesa), es su capacidad para hacerte pensar, reflexionar, dudar y reírte de ti mismo como ser humano. Quizás por eso llegó a ser prohibida por la Unión Europea

Apenas se puede escribir sobre el contenido de la película, puesto que desvelar un detalle, el que sea, puede generar lo que los anglosajones llaman spoiler. Simplemente hay que contemplarla, quedarse reflexionando ante esta película que mezcla temáticas clásicas del cine como la ciencia-ficción, la fantasía o la comedia, aunque ningún género puede realmente definirla.


La expresión en imágenes en movimiento de la estupidez humana como mente colectiva, y disfrutar de la imaginación de la señora Serreau para imaginarse un mundo donde existe un verdadero anarco-comunismo, generan miedo en los poderes establecidos, en aquellos que tildan de utópico otra forma de sociedad, un mundo sin tanta dependencia tecnológica, un mundo de solidaridad, amor por el entorno, sostenible, silencioso, crítico y sobre todo, verdaderamente democrático.


Aquí la tienen completa y en castellano


Véanla, sin miedo, sin prejuicios, hoy en día, más que nunca, les ayudará a comprender lo estúpido que es nuestro sistema establecido, nuestras jerarquías, nuestros gobiernos, nuestra soledad colectiva, nuestro sistema monetario. Piensen, véanla solos, reflexionen sin la contaminación de alguien a su lado y saquen sus propias conclusiones. La belle verte es tan diferente en su temática que les aseguro que durante una hora y media no pararán de reflexionar, de reír a veces y, a buen seguro, se sorprenderán con muchas escenas.

Cuando acaben de verla, bajen a la calle, contemplen la belleza de un árbol y abrácenlo, agradézcanle todo lo que éste hace por usted sin pedir nada a cambio. Eso, amigos míos, sí que es altruismo. 

Mientras tanto, disfruten de esta GENIAL escena:


4 comentarios:

Chuchi dijo...

"La belle verte" o "Planeta libre" (traducción libre al español) es una película interesante de ver en el sentido de que te hace reflexionar a modo de sátira sobre los comportamiento algo absurdos a los que ha llegado la civilización humana, probablemente siendo los más graves el endiosamiento del dinero y el egoísmo o la dependencia tecnológica. Es por tanto, un filme que cinematográficamente aporta poco o nada (la historia es bastante absurda)pero que ideológicamente consigue su objetivo, pues uno reflexiona sobre lo que observa.
Sin embargo, esta película cuenta desde mi punto de vista con dos problemas: 1. A la autora (Coline Serreau, que es directora, actriz, guionista y compositora en la obra) se le va bastante la pinza en alguna de las ideas que muestra (la más flagrante, creer hacernos ver que una tribu africana del desierto está en un desarrollo de civilización ideal), y 2. La solución que plantea en su mundo idealizado es más propio de la pseudosecta del "New age" (y a saber) que de algo verdaderamente revolucionario. Es decir, los personajes del planeta ese raro solucionan todo con abracitos pero no se nos desarrolla nada de cómo viven o cómo solventan los problemas que puedan surgir (además de que me gustaría saber de dónde ha sacado las teorías sobre el desarrollo del intelecto o de cómo vivir 250 años con la medicina naturalista).
En fin, que sigo sin entender que la prohibieran pues hasta Machete me parece más auténticamente revolucionaria que esta producción, a mi modo de ver bastante interesante pero algo fallida.

Chuchi dijo...

Por cierto, la tribu no es africana, son aborígenes australianos.

antonio dijo...

Prueba a poner al tío más conservador que conozcas y ponle "Machete" y luego "El planeta libre" y luego pregúntale cuál de las dos le ha ofendido más.

"Machete" critica algunos aspectos del sistema, "El planeta libre" se cuestiona el propio sistema social.

Es como comparar en FÍSICA TEÓRICA la "Ley de la gravedad" con la "Teoría de cuerdas". Una cuestiona una faceta de lo que conocemos como realidad, la otra cuestiona lo real.

Robert Castro dijo...

Excelente película, sin lugar a dudas una de las que encabeza mi lista de predilectas en el genero de reflexión y del despertar de consciencia.

Aun que la trama y los recursos que se invirtieron no son excelentes considero yo que el mayor aporte y regalo que nos da esta película yace en sus diálogos en los que es casi imposible escapar a la duda y reflexión sobre la vida que estamos llevando tanto individualmente como sociedad y de lo decadente que es en realidad sin la mascara del dinero, la dañina tecnología que nada una aparente comodidad